10 consejos para prevenir fuegos eléctricos en todo tipo de entornos

Cómo prevenir incendios eléctricos – 10 métodos imprescindibles de Manuel Amate

En los últimos meses hemos tenido varias intervenciones en las que solucionamos averías provocadas por incendios eléctricos o incluso explosiones y nos preguntamos cómo de frecuentes son estas averías y cómo ayudar a prevenirlas. Cuál sería nuestra sorpresa cuando averiguamos que el 80% de los incendios no provocados son debidos a cortocircuitos en cuadros eléctricos y maquinaria industrial. Hay muchísimo por hacer, así que nos ponemos manos a la obra para prevenir incendios eléctricos y daros seguridad.

Son muchas las razones por las que un circuito eléctrico puede quemarse o provocar una chispa: sobrecalentamientos, tornillos mal apretados, suciedad, malos contacto, defectos en el aislante no visibles… ¡incluso un rayo! Como técnico prevenido vale por dos, sólo seremos verdaderos Técnicos 2.0 cuando sigamos al pie de la letra todas las instrucciones que te vamos a dar para prevenir incendios en cuadros eléctricos.

10 formas de prevenir el fuego eléctrico

Como el incendio que antes se apaga es el que no tiene lugar, te hacemos varias recomendaciones preventivas:

  1. ¡Limpieza! Siempre en el sentido más amplio de la palabra. Es importantísimo eliminar la suciedad que se puede acumular en conexiones expuestas y por supuesto retirar cualquier material inflamable de cualquier fuente eléctrica. Si nos dieran un kWh cada vez que nos hemos encontrado un cuarto de contadores lleno de cartones…
  2. ¡Aplica sabiamente los domonewtons! Asegúrate de que las conexiones del cuadro eléctrico estén perfectamente apretadas, que no se vea conductor desde fuera y que las bornas de diferenciales y magnetotérmicos estén atrapando sólo y exclusivamente el conductor y no el aislamiento.
  3. Lo mismo con las fichas de empalme que encontramos habitualmente en cajas de registro, iluminación o en las placas de vitrocerámica de la cocina: bien apretados, con el conductor completamente introducido y asegurándonos de que los tornillos no aprietan aislante. Ojo con pasarnos con los domonewton que podemos partir el aislante, ¡que estáis más fuertes que el vinagre!
  4. Adecuar las protecciones de cada línea a la sección del cable que las alimenta
    • 1,5 mm2: protección de 10A 
    • 2,5 mm2: protección de 16A
    • 4 mm2: protección de 20A
    • 6 mm2: protección de 25A
    • 10 mm2: protección de 40A
  5. Instala protección contra sobretensiones permanentes y transitorias para protegernos de picos de tensión en la red o rayos. En nuestra tienda online puedes encontrar los mejores protectores de sobretensiones si lo necesitas.
  6. Comprueba que los diferenciales sean de la misma intensidad del general o superiores nunca de menos amperaje que el general o ICP (si no hay general).
  7. Compensa las fugas a tierra entre los diferenciales (si tienes varios). Que nunca haya más de 5 circuitos por diferencial aunque el reglamento permite el desdoble de la lavadora, lavavajillas y termo eléctrico. 
  8. Toma todas las medidas reglamentarias y asegúrate especialmente de que la tierra esté dentro de parámetros y de que no existen derivaciones a tierra como esta .
  9. Cumple las normativas preventivas que requiera el edificio.
  10. Instala medidas de extinción de incendios activas o pasivas.

Extinción de fuegos eléctricos

Lo mejor, como ya hemos dicho es no apagar nada, pero como anteriormente ya hemos hablado largo y tendido sobre todo lo que podéis prevenir en vuestro cuadro eléctrico, también queremos contaros cómo se apaga un fuego eléctrico.

Lo ideal es apagar el general o incluso sacar el portafusibles del contador y utilizar sustancias Clase A sobre las llamas como un extintor. Probablemente ya lo sabes, pero no debe utilizarse agua para intentar apagar un fuego eléctrico. Si verter agua sobre un circuito nunca es buena idea, ¡imaginaos si hay fuego! ¡el cortocircuito resultante podría avivarlas o provocar una explosión! Ojito a lo que puede ocurrir:

Cubazo de agua en fuego eléctrico

El problema viene cuando no estamos presentes, no tenemos un extintor, la fuente de fuego no es accesible o, simplemente, no estamos para heroicidades. En todos estos casos, aplicaríamos uno de nuestros últimos descubrimientos: BURNX.

BURNX es un sistema antiincendios pasivo, actúa sin necesidad de manipulación. Es un servicio tan sencillo como efectivo, consta de la instalación de unas placas de 10cm de largo, 5cm de ancho y 0’5 cm de grosor que al contacto con el fuego inician una reacción química que apaga las llamas instantáneamente. Esta reacción produce un compuesto no tóxico basado en el potasio, ampliamente usado para la extinción de incendios, lo cual supone una mejora considerable respecto a otros dispositivos que generaban una deflagración controlada para privar a las llamas del oxígeno que necesitan. 

Para conseguir la protección total, es necesaria la colocación estratégica de estos dispositivos en cuadros eléctricos, cuartos de contadores, motores, maquinaria o cualquier lugar donde pueda haber riesgo de incendio eléctrico. En Domo Electra ya estamos entrenados y autorizados para realizar dichas instalaciones y quedamos muy seguros del nivel de protección que garantizan.

Cómo funciona BURNX

¿Qué pensáis? Ardemos en deseos 😉 de saber qué os parece el servicio. Próximamente lo verás en una domoaventura especial en la que esperamos contar con invitados especiales para probarlos.

Si estáis interesados en contratar este servicio para vuestra casa, oficina, nave, etc, sólo tenéis que escribirnos a info@domoelectra.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *