¿Schuko o Wallbox? Si cargas tu coche eléctrico en un ENCHUFE (pasa esto)

¡Muy buenas, DomoEquipo! ¡Emocionado! ¡Motivado! Esta semana nos ha llamado un cliente, según parece, el enchufe donde conecta el cargador portable para la recarga de su Land Rover híbrido se ha quemado, ¿qué habrá podido provocar esta avería? ¿es recomendable cargar nuestro vehículo en un enchufe? ¿es mejor un wallbox? En esta DomoAventura vamos a dar respuesta a estas preguntas, ¿me acompañáis?

¿Necesitas un técnico 2.0?

No olvides que tenemos una red de instaladores 2.0 a nivel nacional de electricidad y telecomunicaciones. No dudes en contactar con nosotros 👉 https://www.domoelectra.com/servicios

Desde que nuestro cliente adquirió su vehículo, le regalaron un cargador portable que ha utilizado hasta el momento para cargar en su casa su coche, haciendo uso únicamente de un adaptador y un enchufe schuko.

¿Qué sucederá si cargamos nuestro vehículo directamente en un enchufe de nuestro hogar, sin wallbox y sin las protecciones del cuadro eléctrico indicadas en la ITC-52 y de forma continuada? Lo que veis en la imagen.que pasa si cargo mi vehiculo electrico en un enchufe

¿Por qué ha sucedido esto? Diversas son las causas que han producido este sobrecalentamiento: en primer lugar, el uso de un conversor de mala calidad entre el cargador portátil del vehículo eléctrico y la toma de corriente (que no contaba con el certificado europeo); un contacto débil en los cables del enchufe y el uso continuado del cargador portable a lo largo de toda la noche…

Pero sobre todo, es por no contar con un cargador de vehículo eléctrico o wallbox y las protecciones exigidas por el Reglamento Electrotécnico de Baja Tensión, más en concreto la ITC-52. Es más, de haber seguido recargando su coche de esta manera, el sobrecalentamiento podría haber provocado un cortocircuito o hasta incluso un incendio.

Por tanto, nuestra obligación como técnicos 2.0 es sustituir el enchufe quemado, incorporar las protecciones exigidas por la normativa e instalar un fantástico punto de recarga Policharger con regulación de carga automática 😉

Protecciones del cuadro para vehículo eléctrico

Una vez sustituido el enchufe deteriorado de la serie Niessen Stylo, vamos a incorporar las protecciones exigidas en el cuadro eléctrico principal del hogar para infraestructuras de recarga de vehículo eléctrico (como ya hemos visto en muchas otras DomoAventuras): protector de sobretensiones permanentes y transitorias de Schneider Electric de 25A, un interruptor diferencial clase A SuperInmunizado y un iDPN de 20A.

El siguiente paso, es instalar el punto de recarga Policharger IN-T2 con regulación de carga automática, del que también hemos hecho muchas otras instalaciones que puedes ver pulsando en estas letras.

En lo que si queremos enfocarnos en este artículo es en las ventajas que presenta la instalación de un punto de recarga frente al uso de una simple toma de enchufe.

¿Schuko o wallbox?

Está claro que la mejor opción para la recarga de un vehículo eléctrico es un punto de recarga, como es lógico, cuenta con las protecciones necesarias para evitar cualquier tipo de accidente en nuestro hogar (sobretensiones, cortocircuitos, derivaciones…) pero además, me gustaría reseñar las siguientes ventajas:

  1. Podemos programar el tiempo de carga, lo que nos permite aprovechar al máximo los horarios valle y supervalle ahorrando en nuestra factura de luz.
  2. Los enchufes schuko solo permiten modo de carga 1, lo que significa que no pueden comunicarse con el vehículo. Los puntos de recarga como Policharger cuentan con modo de carga 3, esto permite al vehículo y al cargador comunicarse y de este modo conseguimos regular la intensidad de carga en tiempo real al consumo de nuestro hogar y evitamos el salto del contador de telegestión por exceso de consumo.
  3. Podemos limitar la intensidad de carga a nuestro gusto y necesidades, algo que no podemos realizar con un enchufe 🙂
  4. El tiempo de carga lógicamente se reduce al poder cargar con mayor intensidad.

Como conclusión, me gustaría decir que, si invertimos en un vehículo eléctrico unos 30.000 o 40.000 €uros (o incluso más), qué menos que invirtamos un 5% de su valor en protegerlo correctamente.

Nos sucede mucho en los trabajos de telecomunicaciones, cuando un cliente se compra un televisor de 3.000€, pero luego, no quieren disponer de una instalación de antena en condiciones… tan importante es el producto como la instalación del mismo 🙂

Si quieres ver la DomoAventura de esta semana paso a paso, haz clic en el enlace de abajo. ¡NO DA CORRIENTE!

DomoAventura: ¿Schuko o Wallbox?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.