#GranadaconLorca

Tweet about this on TwitterShare on Facebook0Share on Google+0Pin on Pinterest0

 

Una llamada por sorpresa nos hizo regresar a Lorca. Esta vez nuestras herramientas de trabajo han sido las proporcionadas por los medios de comunicación.

Os dejo la publicación del Ideal.

Granada-Lorca, dos tierras unidas por el terremoto del 11 de mayo
Casi un mes después del terremoto del 11 de mayo, el pueblo sigue agradeciendo todo tipo de ayudas, como la de Manuel y Jorge, los dos únicos granadinos inscritos en el Centro de Voluntarios del municipio
04.06.11 – 17:44 – JOSÉ E. CABRERO Y DIEGO QUERO | GRANADA

Lorca, 25 días después del terremoto, sigue buscando cómplices. Pese a que Granada se volcó desde el primer día en la reconstrucción del municipio (bomberos, arquitectos, personal sanitario), el improvisado Centro de Voluntarios sólo ha recibido a dos granadinos de ‘la calle’, como usted y como yo. Dos jóvenes que, sin querer, se han convertido en nuestros embajadores: Manuel Jesús Amate yJorge Aguilera.
1.- Trabajo para todos
“Quise venir a Lorca porque un amigo íntimo es de aquí. Me sentí muy identificado con ellos y creí que podía ayudar”, explica Manuel. Acto seguido le propuso a Jorge unirse a la aventura, algo que no dudó “ni por un segundo”. Dos semanas después de aquél viaje, Manuel y Jorge recorren sus propios pasos por la devastada ciudad de Lorca para contarnos lo que vieron, lo que sintieron y lo que aún podemos hacer.

2.- Campamento de refugiados
Bajo la lona de una gran tienda de campaña, Hristo juega con sus amigos al ordenador. Él tampoco olvidará el terremoto del once de mayo, “es lo que tiene celebrar tu cumpleaños el mismo día”, bromea. Cuando Manuel y Jorge llegaron al campamento de refugiados de Lorca, el niño fue el primero que se les acercó para enseñarles cómo hacía unos nudos. Varias lazadas después, ya eran amigos. Sentado junto a Hristo, Manuel vuelve a sus recuerdos: “Llegamos a servir 700 cenas para todos los que vivían aquí. Creo que ya quedan unas 200 personas, todos inmigrantes, que son los que no han podido salir. El resto tienen amigos, otras casas, otros medios…”

3.- Zona Cero: Barrio de La Viña
Y, si el campamento es la consecuencia, el barrio de La Viña, la Zona Cero del seísmo, es el lagrimal. “Aquí sientes el dolor de la gente -detalla Jorge-. Cuando los vecinos pasan por aquí y te ven con el chaleco de ‘voluntario’ se paran contigo y te hacen partícipe de su historia: ¿te imaginas lo que es ver tu casa y no poder entrar, saber que la van a derrumbar, ver tus cosas desperdigadas por el suelo bajo piedras? Es una tragedia brutal”.

4.- Carmen: “Si no lo has vivido…”
Carmen Espinosa, granadina afincada en Lorca, relata cómo hace menos de un mes la tierra crujió bajo sus pies y cómo, aún hoy, recuerda “el caos, los llantos, los gritos” que llegaron después de “un sonido muy sordo”.
Lorca no parecía un mal sitio, un lugar donde empezar para seguir acumulando experiencia y aprender. Allí fue donde Carmen empezó a construir su vida en el mes de enero, gracias a una oferta de trabajo. Aunque ella reconoce que “no hay nada como Granada”, Lorca le permitió, como a muchas otras personas que llegan hasta allí desde otros lugares, tener una oportunidad laboral que se viste de premio en tiempos de crisis económica.
“Llegar a Lorca fue casualidad, nunca había pensado vivir allí, vi la oferta de trabajo y no me lo pensé demasiado”, explica Carmen. Puede que por añoranza de Granada, eligió para vivir el casco histórico de la ciudad, con casas antiguas y señoriales y con techos de vigas de madera. La fortuna o el azar quisieron que Carmen no estuviera en esa casa el 11 de mayo, ya que un mes antes se había cambiado a un piso en mejor estado y al que no le pesaban los años. Hoy, parte del casco histórico de Lorca se sostiene con dificultad, entre puntales amarillos y puntos rojos, y Carmen reconoce que tuvo mucha suerte de cambiarse de casa antes del terremoto.

5.- Teléfono voluntari@s 900 11 78 16
Manuel y Jorge pasaron 48 horas en Lorca y el cariño que desprenden los lorquinos por ellos es abrumador. 25 días después de la tragedia aún se necesita gente. Cristian y Óscar, los jefes de la plataforma de voluntarios, subrayan que “la primera semana estaba todo el mundo volcado, después, como es normal, se ha aflojado algo. Y, aunque gestionar a grandes grupos es más complicado, todas las ayudas particulares, de gente de la calle, se reciben con los brazos abiertos”.

Tweet about this on TwitterShare on Facebook0Share on Google+0Pin on Pinterest0

Productos relacionados en nuestra tienda online

  • Termostato Digital Tybox 117

    Termostato digital Tybox 117 Delta Dore (PANTALLA RETROILUMINADA) con...
    Consultar
  • Tijeras Manuel Amate Técnico 2.0

    Tijeras electricista Manuel Amate Técnico 2.0 Las mismas tijeras de...
    Consultar
  • Extractor de baño Silent-100 CZ Design S&P

    Ventiladores helicoidales de bajo nivel sonoro, caudal aproximado de 85 m3/h,...
    Consultar
  • Protector contra Sobretensiones Permanente y Transitorias V-CHECK 2MPT mini 25A

    Protector combinado DPS+POP contra sobretensiones transitorias y permanentes,...
    Consultar

Comentarios

  1. Hoy es un nuevo día en el q el sol ilumina #Lorca pero no sólo necesita su calor también el vuestro #GranadaconLorca. En el #terremotolorca no sólo vi bloques desvaneciéndose tb vi personas con ganas de vivir, tb vi campos llenos de amapolas… Agradecer el incondicional apoyo de Jorge (@Okmakey) por la compañía, la alegría, la humildad, la escucha, la atención… Granadin@s por poco q hagas haces, anímate a hacer!! los lorquin@s lo necesitan 🙂

  2. Ver lo acontecido en Lorca por televisión te acerca a la realidad, pero verlo desde ese punto de vista solo te muestra un 1% de esa realidad, es como si estuvieras mirando la vida por la mirilla de la puerta de tu casa.
    Personalmente me considero un privilegiado por haber tenido la oportunidad, gracias a mi amigo Manuel J. Amate (@domoelectra), de estar presente en Lorca como granadino y como voluntario en primera línea de acción. Ha sido una aventura muy enriquecedora trabajar con los auténticos expertos en catástrofes naturales, la UME (Unidad Militar de Emergencias).
    Colaborar codo con codo con otros voluntarios lorquinos que han perdido sus casas pero que lo dan todo día a día para ayudar a los más necesitados te devuelve a los orígenes del que nada tiene y lo básico necesita.
    Vivimos encerrados en una realidad edificada sobre la base del consumismo y el materialismo, un círculo vicioso en el que no somos capaces de encontrar la felicidad por más que compramos y compramos.
    Un terremoto como el de Lorca no solo destruye por completo esa realidad, sino que te deja en la calle con lo puesto y totalmente desorientado.
    Esta experiencia me ha demostrado que la felicidad no está en lo material, sino en tener la oportunidad de ir dibujando sonrisas en los rostros de los que más lo necesitan.
    Gracias a todos/as los que han colaborado de algún modo u otro.

  3. Sin duda habéis hecho una gran labor, tanto en la ayuda como contando vuestra experiencia, hasta que no se vive una experiencia como esta o parecida no se da uno cuenta de que lo importante no es lo material, la familia, amigos, la solidaridad de un desconocido, una desgracia así solo se supera con mucho apoyo. Un saludo, Manolo y Jorge

  4. me encanta la labor humana q habeis realizado, a unos cuantos kilometros se nos pone el corazon encojido viendo estas imagenes, nunca pensamos q pasara una cosa de estas aqui en nuestra patria. Siempre vemos q pasa en otros paises a lo que vulgarmente llamamos “pobres” ahora nos ha tocado a nosotros que tambien somos “pobres” asi que TODOS SOMOS IGUALES Y TENEMOS QUE SER TODOS CON LORCA desde aqui, desde avila os mando un fuerte abrazo y mis deseos de que sigais asi manolo y compañia. Un saludo muy fuerte de este tembleño que se siente muy feliz de contar entre sus amigos con manolo.

  5. Estupendo lo que hacéis y que nos lo hagáis saber. Desde Inglaterra os mando mi apoyo a Domo Electra y a la gente de Lorca. Carmen

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *